featured

DE PURO HACER «MANDADOS», FORMAN SUS EMPRESAS EN NAVOLATO

Haciendo «mandados» en sus motos, recogiendo y entregando pedidos, realizando pagos, trámites y surtiendo a domicilio la despensa de las familias, un grupo de navolatenses se han organizado para hacer de esta labor una forma de emprender y formar sus propias empresas que se han convertido en un éxito durante la actual pandemia por Covid-19.

Se trata de Abel Acosta Cabrera, con su empresa «Jet Express»; Juan Bernardo Rosales Valles, de «Mandaditos Navolato»; Jesús Marcelino López Méndez, de «Mandados El Marce»; Marco Antonio Medina Ureña, de «Moto Express Navolato», y José Martín Quevedo Vizcarra, de «Mandados VIP», quienes han unido esfuerzos para ofrecer el servicio de mandados a los habitantes de Navolato.

Abel Acosta Cabrera, quien en su moto Honda 125 creó la empresa de mandados «Jet Express», explica que en los últimos 11 meses han venido trabajando en equipo, ofreciendo un servicio especial de mandados y trámite a adultos mayores, amas de casa y a las personas que no quieren exponerse a contagiarse de Covid-19 en tiendas, mercados, tiendas de autoservicio o negocios donde concurren muchas personas, se forman largas filas.

Explica que ellos no utilizan ninguna aplicación como otras empresas de repartición de pedidos, todo lo hacen a través de Whatsapp o llamadas telefónicas de los clientes que les solicitan desde surtir la despensa, un trámite bancario, surtir medicamentos a domicilio, realizar un pago de agua, luz, teléfono, internet o cualquier trámite o solicitud de productos, copias, papelería, material de tubería, regalos, flores y cualquier envío en rancherías de Navolato e incluso surtir pedidos desde Culiacán a Navolato.

El también miembro del Motoclub Biker de Navolato señala que la clave del éxito en este nuevo giro empresarial es la confianza, el respeto al cliente, quien valora que sus pedidos no son sólo un simple mandado, es una responsabilidad para realizar el servicio rápido, eficaz y con la satisfacción de recibir a cambio una propina adicional, y la promoción del servicio en las redes sociales de los clientes, en sus estados de Whatsapp y la recomendación a amigos y familiares que han contribuido a que la cartera de cliente haya crecido..

Juan Bernardo Rosales Valles, también conocido como «El Profe» y quien hace años emprendió su negocio de mandados «Mandaditos Navolato», menciona que lo de los mandados es un nuevo estilo de vida, un trabajo al que le ha encontrado sentido como una manera de generar ingresos para su empresa que sigue consolidándose con aliados y un equipo de repartidores.

También el ex-paquetero de las tiendas Ley, Jesús Marcelino López Méndez, de «Mandados El Marce», dice que la pandemia detonó el aumento en el número de clientes. Indica que el negocio de los mandados se ha expandido y duplicado de parte de los clientes que desde febrero de 2011 se han resguardado en sus domicilios y recurren a este servicio para realizar pagos, trámites y surtir sus despensas a través de ellos.

Marco Antonio Medina Ureña igualmente le ha entrado al negocio de los mandados. A su corta edad ya tiene su propia empresa denominada «Moto Express Navolato» y participa activamente en atender y ayudar a sus compañeros cuando la demanda se satura y se busca dar una atención rápida a las necesidades del mercado en Navolato.

Categories: featured

Deja un comentario