featured

DIFUNDEN «PRUEBAS» DE LA DEA CONTRA EL GENERAL CIENFUEGOS

La cancillería mexicana difundió las pruebas que el gobierno de Estados Unidos le envió el año pasado sobre las investigaciones que realizaron sobre Juan Francisco Patrón Sánchez “H2” desde el 2013, en las cuales salió el nombre del exsecretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda, en un intercambio de mensajes telefónicos que fueron intervenidos.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos entregó las pruebas al gobierno mexicano desde hace tres meses. Integran un expediente de más de 700 páginas, en las cuales vienen capturas de pantalla y los mensajes de conversaciones entre el líder del cártel de los Beltrán Leyva, Juan Francisco Patrón Sánchez, “H2” y Daniel Isaac Silva Garate,”H9″.

En una carta introductoria del expediente, el administrador interino de la DEA, Timothy J. Shea, precisa que el general Cienfuegos Zepeda no era el objetivo de la investigación, sino que durante el curso de unas investigaciones a unos distribuidores minoristas de heroína que operan en Las Vegas, Nevada, y que supuestamente eran abastecidos por Juan Francisco Patrón Sánchez, “El H”, asentado en Nayarit, salió mencionado el general bajo las denominaciones de “Zepeda” y “Padrino”.

“En esta investigación, la DEA nunca tuvo como objetivo directo a ningún funcionario del gobierno de México, tampoco estuvo vigilando o investigando las actividades de Cienfuegos Zepeda dentro de territorio nacional, ni influyó en la decisión de viaje de Cienfuegos Zepeda a los Estados Unidos, siendo esto último lo que condujo a su arresto”, señala Shea.

En su misiva, dirigida al canciller Marcelo Ebrard, el funcionario de la DEA explica  que las indagatorias se basaron en comunicaciones electrónicas interceptadas a unos dispositivos utilizados por unos distribuidores en Las Vegas, autorizadas previamente por una Corte Federal de Estados Unidos.

El Departamento de Justicia señaló que en 2015 la DEA estableció que había algunos vínculos entre Juan Francisco Patrón Sánchez, “El H2” y la investigación que llevaban a cabo.

Previamente al señalamiento, el funcionario de la DEA aclaró que las intervenciones telefónicas no se hicieron en México.

Shea precisó que el objetivo de la investigación fue Daniel Isaac Silva Garate, “H9”, a quien se le intervinieron unos dispositivos de comunicaciones y aplicaciones que el sujeto usaba para comunicarse con Patrón Sánchez  “sobre una persona, que fue identificada más adelante como el entonces Secretario de la Defensa Nacional, el general Cienfuegos Zepeda”.

“La DEA no investigó a Cienfuegos Zepeda como un objetivo principal y tampoco interceptó directamente sus comunicaciones. Él fue acusado como un coconspirador después de haber sido identificado personalmente en las pruebas interceptadas que se desarrollaron en contra de Silva Garate y Patrón Sánchez”, explicó Timothy J. Shea.

 “Las pruebas sobre Patrón Sánchez incluían unas referencias a Cienfuegos Zepeda como ‘Padrino’ y ‘Zepeda’ y consistieron en unas capturas de pantalla de unos mensajes que Cienfuegos Zepeda intercambió con Silva Garate. Asimismo, las pruebas incluían capturas de pantalla de unas comunicaciones de Cienfuegos Zepeda sobre unas reuniones de la DEA con sus homólogos del gobierno mexicano acerca de una investigación que tenía como objetivo a la organización de tráfico de drogas de Patrón Sánchez”, precisó en su carta al canciller Marcelo Ebrard.

Precisa Timothy J. Shea que siguen evaluando las pruebas “en virtud de que podrían estar relacionadas también con otras personas” y por ello señala que con gusto se harán las consultas necesarias con el gobierno mexicano.

Con información de Proceso.

EL EXPEDIENTE DE LA DEA CONTRA CIENFUEGOS

Categories: featured

Deja un comentario