MAESTRAS SINDICALIZADAS DEL CONALEP DENUNCIAN DISCRIMINACIÓN LABORAL Y HOSTIGAMIENTO

Maestras del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP) agremiadas al Sindicato Único de Trabajadores de Conalep Sinaloa (SUTAS) denunciaron que al interior de la institución persiste el hostigamiento y la discriminación laboral hacia los integrantes de esta organización gremial, a quienes mantienen «congelados», sin asignarles carga académica y sufriendo vejaciones de parte del Director General Wilfredo Véliz Figueroa, en contubernio con los líderes del SINTACEPTESIN, el otro sindicato que existe en el Conalep.

Las afectadas explicaron que toda esta problemática se origina desde el año 2003 cuando un grupo de maestros decidió organizarse para luchar por sus derechos profesionales, tales como el reconocimiento de la relación laboral, la basificación de horas, Seguridad Social, Infonavit, derecho a una pensión digna, entre otras prestaciones laborales que permitieran la dignificación de su trabajo como maestros en el Conalep.

Para ello se integró el Sindicato Único de Trabajadores de Conalep Sinaloa (SUTAS) y demandaron ante la Junta de Conciliación y Arbitraje el reconocimiento como sindicato.

A partir de ese momento, los maestros fueron despedidos por su intención de organizarse en un sindicato, aunque sea minoritario.

Fue hasta finales de 2008 cuando se emitió laudo a favor de los trabajadores, siendo reinstalados en sus centros de trabajo, sin embargo, desde su reinstalación han recibido un trato hostil por parte de algunos compañeros integrantes del otro sindicato, el SINTACEPTESIN, quienes se han repartido indiscriminadamente las horas frente a grupo de manera «gandalla», obteniendo sobrecargas que les permiten alcanzar sueldos que se duplican incluso triplican a los otros maestros del SUTAS, quienes los han discriminado a tal grado que les asignan lo mínimo en horas frente a grupo, sin la posibilidad de crecimiento en horas de clase, y por ende, en sueldos.

Las docentes señalaron que actualmente son objeto de constantes amenazas de ser despedidos, que los van a bloquear para que no tengan ningún tipo de sobrecarga de horas-clase y que se les asignen horarios contrarios a los que históricamente han cumplido para hacerles la «vida de cuadritos» y afectarlas laboral y económicamente.

Solicitaron al gobernador Rubén Rocha Moya a intervenir para que cesen y terminen las vejaciones y la discriminación laboral en contra de los integrantes del SUTAS, quienes sólo reciben mínimas horas-clase frente a grupo, mientras los del otro sindicato tienen sobrecargas con muy buenos ingresos.

Indicaron que lo único que piden es exigen justicia social y laboral, así como el respeto a sus derechos sindicales que hasta la fecha han sido pisoteados por los líderes e integrantes del SINTACEPTESIN, en contubernio con el Director de Conalep, Wilfredo Véliz Figueroa.

Categorías:Sin categoría

Etiquetado como:

Deja un comentario