featured

HALLAN SEPULTADOS CON TODO Y CARRO A 3 JÓVENES EN NAVOLATO

Los restos óseos de quienes pudieran ser 3 jóvenes originarios del campo pesquero El Castillo, Navolato, desaparecidos hace 10 años, fueron encontrados sepultados de manera clandestina con todo y el automóvil en el que viajaban  a espaldas del panteón de la comunidad de Los Pochotes.

La mañana de este jueves, la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y otro grupo colectivo localizó la fosa clandestina en el panteón de Los Pochotes, localidad cercana a el ejido 5 de Mayo, municipio de Navolato, Sinaloa, a donde arribó personal de Servicios Periciales y Policías de Investigación de la Fiscalía General del Estado, quienes con ayuda de una retroexcavadora sacaron los restos de la fosa y partes de un automóvil.

Extraoficialmente se informó que se investiga si los restos podrían ser de José Isidro Medina Quevedo, de 33 años; Misael Rodelo Sánchez, de 30; y Abraham Guadalupe Rodelo Baldenegro, de 20; quienes se encontraban desaparecidos desde el domingo 15 de mayo de 2011.

De acuerdo con los datos recabados por Link Sinaloa, a las 15:00 horas del domingo 15 de mayo de 2011, José Isidro Medina Quevedo, de 33 años; Misael Rodelo Sánchez, de 30; y Abraham Guadalupe Rodelo Baldenegro, de 20; dejaron sus casas y sus familias en el campo pesquero El Castillo, Navolato.

A bordo de un automóvil Nissan Sentra, color blanco, modelo 1998, propiedad de José Isidro, los tres se dirigían a jugar una careada de voleibol a Palmitas, Angostura, en los días de fiesta de ese ejido, sin embargo, nunca llegaron a su destino y tampoco regresaron.

Viernes 13 y sábado 14 de mayo de 2011, José Isidro, Misael y Abraham, estuvieron yendo a Angostura a jugar voleibol, pero regresaban ese mismo día, no así el domingo 15, que dejaron sus casas y no se les vio de regreso.

Desde el domingo 15 de mayo de 2011 por la noche, una vez que se percataron que los jóvenes no llegaban, la preocupación y desesperación se apoderó de las familias, que iniciaron infructuosamente la búsqueda de los jóvenes desaparecidos.

“No hay día, detalló, en que su esposa no se levante y vaya a la iglesia del campo pesquero a rezar y orar, pidiendo a Dios les regrese a su hijo, de quien aseguran no estaba metido en nada ilícito”, declaró hace casi 10 años el padre de José Isidro.

Sostuvo que su hijo trabaja en el campo en la temporada de pesca de camarón y con los ingresos que obtiene, los utiliza para sacar adelante a su esposa y cuatro hijos, entre ellos, un bebé que en esa fecha tenía poco menos de 4 meses.

Dos días después de la desaparición de los tres jóvenes pescadores y deportistas, sus familias interpusieron una denuncia en la agencia Séptima del Ministerio Público, pero nunca los encontraron ni tampoco obtuvieron respuestas a las llamadas que les hacían a sus teléfonos celulares.

Los restos encontrados este jueves son analizados por peritos forenses para confirmar la identidad de los restos y establecer con precisión si se trata de José Isidro Medina Quevedo, Misael Rodelo Sánchez y Abraham Guadalupe Rodelo Baldenegro.

Categorías:featured

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .