featured

OPINIÓN / ¿QUE SE VAYAN LOS FUNCIONARIOS QUE QUIERAN HACER CAMPAÑA?

¿Que se vayan los funcionarios que quieran hacer campaña?

¡Pues si ya tienen mucho tiempo en campaña abierta y en proselitismo permanente!, señor Gobernador. Pero lo más triste es que evidentemente andan “con todo” y con toda la venia y autorización gubernamental.

El tema de las y los funcionarios estatales “acelerados” de cara a la sucesión gubernamental de 2021 fue tema en los medios de comunicación en los últimos días.

Obviamente el Gobernador quiso “poner en claro” y dar un “manotazo” mediático a su gabinete y “calmar” los ánimos de los adelantados.

“Lo importante, los funcionarios de mi administración chambeando cada uno en sus áreas y si alguien quiere hacer proselitismo pues que se vaya, yo no apoyo a nadie, no voy a permitir que nadie haga campañas con cargo al erario”, dijo textualmente Quirino Ordaz en su reciente declaración a los medios.

Ni él se la cree. ¿Que no apoya a nadie? ¿Qué no va a permitir que nadie haga campañas a cargo del erario?

Suena por demás irrisoria y hasta de cotorreo la declaración del Gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel.

Lo cierto es que a año y medio para la elección, los suspirantes a una candidatura del PRI andan más que acelerados… y van a acelerarse más. Van a andar más activos en el Facebook, las selfies a todo lo que da, las fotos con integrantes de diferentes grupos políticos en reuniones privadas, comidas y encuentros “casuales”, los espectaculares “anónimos”, medios digitales falsos y fake news van a ser la constante en las redes sociales.

Señores, faltan año y medio para la elección ¿Así están de urgidos de que ya se vaya Quirino?

2
ASILO DE PERDEDORES

Él ha incrustado en su gabinete a más de 16 ex candidatos priistas que perdieron en las pasadas elecciones del 1 de julio de 2018 al ser “arrasados” por el efecto AMLO en Sinaloa.

A todos les dio trabajo, los acomodó en buenos puestos ya que fueron operadores políticos de esas catastróficas campañas para el olvido. Pero pese a las advertencias de Quirino, ellos siguen en las andadas y no han dejado de trabajar en el proselitismo para mantener y retener la única posición que le queda al PRI en Sinaloa: la Gubernatura.

En este “Asilo de Perdedores” siguen muchos de los 16 operadores políticos y ex candidatos priistas están en el Gabinete estatal con los más altos rangos: Secretarios, Subsecretarios y Coordinadores, Secretarios Ejecutivos, y los menos, hasta Directores.

¿Nombres? Jesús Valdés Palazuelos, Sergio Torres Félix, Álvaro Ruelas Echave, Arturo Torres Sato, Óscar Camacho Rodríguez, Rosa Elena Millán, Feliciano Valle Sandoval, Juan Ernesto Millán Pietsch, Martha Tamayo Morales, Julio César Osuna Chaidez, Irma Tirado Sandoval, Rigoberto Valenzuela Medina, Eusebio Joaquín Lara Escárrega, Paola Gárate Valenzuela, Maribel Chollet Morán, Antonio Castañeda Verduzco, Óscar Pérez Barros, Renato Ocampo Alcántar, Marco Antonio Osuna Moreno, Juan Alfonso Mejía, Carlos Gandarilla. La mayoría cobra y seguirá cobrando hasta el último quinto y hasta el último día en la nómina de Gobierno del Estado.

Todos tienen su “corazoncito” político y muchos de estos mismos nombres se van a repetir en las boletas en el 2021. ¿Quién será el sucesor de Quirino?

3

LA NUEVA SANGRE QUIRINISTA

Pero evidentemente hay otros nombres, la “sangre nueva” que el mismo Gobernador ha puesto en el arrancadero político en la carrera gubernamental de 2021: Ricardo Madrid, Arturo Torres Sato y Juan Alfonso Mejía que andan más que encampañados, “muestreados” en muchos eventos públicos bajo la venia y el “show” quirinista.

A ellos y otros más, el Gobernador les ha abierto toda la cancha del territorio sinaloense para intensificar la autopromoción en plataformas como las Jornadas de Apoyo, convertidas en una de los más fuertes escenarios parafernalios para que los funcionarios futuros candidatos se den “baños de pueblo”, sacarlos de sus refrigeradas oficinas y la comodidad a la que están acostumbrados, a empolvarse los zapatos, acercarlos a la gente de la que siempre han estado alejados, a foguearlos en la política, a que estos muchachos “agarren barrio”, pues.

En la reciente declaración, el Gobernador se dice respetuoso de las aspiraciones legítimas de cada persona, pero que no va a permitir que los servidores públicos hagan campañas con cargo al erario.

¿Cómo decir eso si en en su gobierno ha gastado cerca de 1,200 millones de pesos en comunicación y publicidad oficial? ¿Cómo no creer que ese gasto fue para su promoción personal en la construcción de su imagen a cargo del erario público?

Quirino peca de no ser congruente en el decir y en el hacer. Por eso, es poco creíble y alejada de la realidad su “firme” decisión de no permitir que sus empleados anden en campaña.

¿Que se vayan los funcionarios que quieran hacer campaña? Ni Quirino se la cree, menos los sinaloenses.

72270397_1397010023782162_3993406501002674176_o

Categorías:featured

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .