EL PERIODISTA LUIS ENRIQUE RAMÍREZ FUE ASESINADO A GOLPES: FGE

A consecuencia de múltiples golpes contusos en la cabeza que le provocaron un traumatismo craneoencefálico, el periodista Luis Enrique Ramírez perdió la vida, confirmó la Fiscal General del Estado, Sara Bruna Quiñónez Estrada.

En conferencia de prensa, la titular de la FGE explicó que el comunicador y columnista político salió de su domicilio particular a aproximadamente entre las 2:00 y 3:00 de la mañana del miércoles 4 de mayo y ya no regresó.

Indicó que no se va a descartar ninguna línea de investigación, incluyendo su labor profesional, retomándose además los antecedentes de amenazas que se dieron en el año 2015, cuando él mismo denunció públicamente y que lo obligó a abandonar el estado.

Dijo que a la víctima no se le apreciaron huellas de tortura, salvo los golpes en la cabeza que fueron los que le ocasionaron la pérdida de la vida.

Señaló que un hermano y un cuñado de la víctima identificaron al periodista Luis Enrique Ramírez Ramos, de 61 años de edad, quien se había ausentado del hogar familiar a las 3 de la madrugada aproximadamente y ya no habían tenido noticias de él.

“Cabe señalar que ante esta FGE no se presentó denuncia por la desaparición del periodista. Fue hasta hoy cuando la familia acudió a identificar a la persona toda vez que se dio cuenta que la persona no se encontraba en el domicilio y que se encontraba una persona en el Semefo.

«Se trabaja en la carpeta de investigación donde no se descartará ninguna línea, sobre todo las relacionadas con su trabajo periodístico, incluso aquellas donde se menciona su nombre en hechos fatídicos del pasado”, sostuvo.

Quiñónez Estrada aclaró que la denuncia que hizo Ramírez de sentirse intimidado en el pasado sólo fue en los medios de comunicación, pero no se presentó de manera formal ante el Ministerio Público de fuero común, pero falta revisar si ésta se realizó ante la Feadle.

Aseguró que toda persona que se considere, sea político o ex funcionario, sea llamado a declarar en torno a este asunto, se le citará

Por lo pronto, este caso está siendo tratado por la Fiscalía General del Estado, y conforme avancen las investigaciones se determinará la ruta a seguir y si esta pasa a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle).

Quiñonez Estrada aclaró que se están realizando las primeras investigaciones por lo que se están definiendo todavía algunas acciones, las cuales se estarán informando de manera puntual en donde la tarea es esclarecer este hecho tan lamentable.

«YO SOY EL QUE SIGUE», HABÍA ADVERTIDO EL PERIODISTA

Ante medios de comunicación, en el año 2015, Luis Enrique Ramírez dijo: «Yo soy el que sigue».

El comunicador originario de Culiacán en 2015 huyó del país al advertir que se sentía en peligro tras las consecutivas muertes del ex director de Gobierno, Luis Pérez Hernández; el de la espiritista, «Oli» Alonso; el del abogado Francisco Urrea y el del también periodista Humberto Millán.

«Yo sí siento el peligro inminente de que yo soy el que sigue, porque hay un patrón, en cuatro asesinatos recientes, incluido el de Humberto (Millán), en el que yo encajo», confesó Luis Enrique Ramírez en entrevista a medios de comunicación.

El periodista, que estuvo bajo la protección de la organización internacional Artículo 19, rompió el silencio en una entrevista en 2015 a MVS Radio, en la Ciudad de México. Y advierte que hay un patrón en cuatro crímenes, ocurridos desde enero de este año: los de Luis Pérez Hernández, el de «Oli» Alonso, el del abogado Francisco Urrea y el periodista Humberto Millán.

«Personas que manejan información privilegiada y ligadas a un personaje del Estado, que se llamó Luis Pérez», dijo al conductor Luis Cárdenas.

Ramírez escribía una columna en el periódico El Debate, del que salió hace más de un mes; en últimas fechas publicaba sus «Fuentes Fidedignas» en un blog, lo cual interrumpió con el crimen de Millán, huyendo del Estado.

«Yo no escribo del narco, yo no hablo ni mal ni bien del narco. Humberto Millán tampoco, y mira, no fue suficiente para seguir haciendo su trabajo y sobre todo para conservar su vida.

«Y qué es lo que pasa, Humberto Millán y yo sólo escribimos de políticos, y ahora resulta que tampoco vamos a escribir de los políticos, ¿entonces de qué vamos a escribir los comunicadores sinaloenses?», cuestionó. Ramírez asegura que él no recibió amenazas, pero tampoco Millán las tuvo, y ahora está muerto.

Y concluye, sin hacer señalamientos directos ni aportar más información, por protocolos de seguridad, que el actual Gobierno es intolerante a la crítica.

«El actual Gobierno que encabeza Mario López Valdez, y cuyo Secretario General de Gobierno es Gerardo Vargas Landeros, es un Gobierno muy susceptible a la crítica, muy intolerante hacia la crítica», comentó en la entrevista. Admite que él hizo periodismo militante, apoyando la campaña de Malova.

«Son apenas siete meses del nuevo Gobierno», recuerda, al advertir que «hay una situación de riesgo inminente para quienes incomodamos a los políticos. Ésa es la situación».

También revela que en sus columnas utilizaba información confidencial proveniente del espionaje que realizaba Luis Pérez, asesinado el enero pasado, tras ser privado de la libertad a las afueras de la casa de «Oli» Alonso, quien también murió asesinada en julio de 2015.

Categorías:Sin categoría

Etiquetado como:,,,,,

Deja un comentario